martes, 25 de diciembre de 2007

Reflexiona un poco

Te huele el aliento.
Tu ropa apesta.
Te cansas fácilmente.
Molestas a los que no son como tú.
Gastas dinero inútilmente.
Tienes que pedir a los demás cuando no tienes.
Tienes que salir a pasar frío en los descansos de tu empresa.
Tus dedos y dientes son amarillos.
Te cabreas cuando no lo haces.
Un día te tocará la lotería... del cáncer.

Deja de fumar. O si puedes, dame una buena razón para que sigas. Fumar no te relaja ni te gusta, sólo calmas el mono de la nicotina del último cigarrillo que fumaste. No te engañes, no pareces más guay por fumar, sólo eres otro drogadicto.
Si quieres, puedes dejarlo. Yo lo conseguí y no fue tan duro. Leí el famoso libro de "Es fácil dejar de fumar si sabes cómo". No es un remedio milagroso, pero por lo menos te ayuda a cambiar de opinión sobre el tabaco. Lo puedes descargar de aquí http://www.pidesign.cl/yasmin/dejarfumar.pdf o de aquí http://www.box.net/index.php?rm=box_v2_download_shared_file&file_id=f_12637118
Ánimo, tú puedes.
Ah, que se me olvidaba. Felices fiestas a tod@s.

1 comentario:

JaS dijo...

Doy fe de que ese libro ayuda muchísimo. Como bien dices te hace reflexionar de porque fumas y porque "no puedes dejarlo". Cualquier escusa que pongas te la desmantelará y le darás la razón... ahora bien, no es tan fácil dejarlo. Yo la última vez que lo intenté fue gracias a ese libro, pero como bien dice el Allen Carr hay que estar mentalizado para dejarlo e incluso lo peor llega después de eso.

Desde que lo leí sé xq fumo y xq no, me ayudó muchísimo para entender situaciones pero al final recaí. Eso si, algún día (espero que pronto) dejaré de fumar y diré que fue gracias a ese libro que me ha abierto los ojos y me ha ayudado a comprender que no necesito un cigarro en muchas ocasiones.