domingo, 6 de noviembre de 2016

El precio de los juegos y DLCs


Recientemente ha salido a la venta el juego Battlefield 1 y he alucinado con el precio de la “Ultimate Edition” en la Store de PlayStation (en Xbox es igual). No he visto ninguna noticia que comente esto y me parece sorprendente.
Pero vamos a ver, ¿pretenden que la gente pague 140€ por un juego digital? ¿Nos hemos vuelto locos o qué? ¡Eso es el precio completo de dos juegos físicos! Pero eso sí, te llevas unas armas, unas skins y mapas multijador estupendos cuando los vayan sacando.
Yo entiendo que el modelo de hoy en día es sacar el juego a medias, y luego completarlo con DLCs de pago, pero este precio de un juego digital ya me parece un cachondeo y reírse en la cara de los jugadores.
En su momento piqué con el Destiny. Pagué 55€ por el juego físico, luego pagué 30€ por las dos primeras extensiones y luego 30€ por la siguiente extensión. La última, ya me negué a comprarla, ya he pagado bastante, y no volveré a hacerlo.
Una cosa es que te compres una Edición Coleccionista de Assassin’s Creed Syndicate por 140-150€, que te incluye el season pass (o sea, el juego completo) y aparte te llevas una figura, un libro, una petaca, una caja metálica, una litografía y un CD, cosas físicas y bonitas que sirven de decoración. Yo habría pagado ese dinero gustosamente. Aparte, si luego te cansas del juego, pues coges y lo vendes, con lo que recuperas algo de dinero.
Lo que está haciendo EA en este caso (y otras compañías con otros juegos), no tiene nombre. Pagas 140€ por contenido digital que no puedes revender. Te lo comes, y si te gusta, bien, y si no, también. El problema es que la gente acepta esto y se vende bien así. Pues lo siento mucho, pero yo ya me he cansado, aquí pongo el límite y se acabó. Si la industria sigue por este camino, no creo que compre otra consola después de esta generación. Tengo juegos y juegos pendientes por jugar en varios sistemas. Ya está bien…

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Daytona USA


Recientemente Sega ha anunciado que va a sacar un nuevo juego arcade de Daytona USA, algo que me sorprende hoy en día, viendo que este mercado está prácticamente muerto excepto en Japón.
Me es imposible contar la cantidad de monedas de 100 pesetas que me dejé jugando a la primera versión de este juego en las "salas de máquinas" de mi ciudad.
Os dejo con un estupendo documental en inglés de Digital Foundry sobre esta saga de juegos y la importancia que tenían y siguen teniendo los famosos 60 FPS.
¡DAYTOOONAAAAAA!

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Malentendido















Sí, amigos, he vuelto. Muchas veces tengo ganas de exponer aquí temas que me interesan, pero al final, siempre me da pereza y no hago nada.
Hoy estaba viendo vídeos de Youtube y me encontré con este. Es un poco como "Momento Teniente" de Pablo Motos, pero en inglés. Lo de Cazafantasmas me ha hecho reír como no me he reído en mucho tiempo.

lunes, 7 de marzo de 2016

Maltrato

Antes de nada, quiero aclarar que estoy totalmente en contra de cualquier tipo de maltrato o violencia de género, sea físico o psicológico. Con lo que no estoy de acuerdo es con el trato que se le da a todo esto en los medios de comunicación. Parece que solo hay maltrato o violencia machista (o terrorismo machista, como he llegado a escuchar). Por desgracia, del caso contrario no se suele hablar nunca, no interesa. No se habla de los casos en los que los hombres se suicidan porque lo han perdido todo. Si la mujer mata al hombre, a veces se manipula la información para poner a la mujer de víctima. El problema es que la violencia “hembrista” también existe, está ahí, aunque sea en menor grado y no la veamos. Debido a esta sociedad y a los medios de comunicación, no se percibe a los hombres maltratados, o si se les ve, son motivo de burla o escarnio. A un hombre no lo atienden en el 016 (el teléfono contra el maltrato de género), no existe un teléfono de ayuda para ellos. Si un hombre va a poner una denuncia contra su mujer o novia, no se le va a tomar en serio. Hay hombres que son maltratados y tienen que vivirlo en silencio por temor a quedar ridiculizados.
Estos vídeos ilustran un poco lo que quiero expresar.

En este vídeo de cámara oculta, cuando unos actores fingen maltrato de él a ella, en todas las situaciones, la gente interviene para impedirlo. En el caso contrario, no es así, solo miran sorprendidos, fingen no verlo o se ríen.


Por último, me gustaría que leyeseis un testimonio de un hombre maltratado que vi en un foro de Internet. Es largo, pero vale la pena dedicarle unos minutos.

Cómo actúa una mujer hembrista maltratadora
Es mucho más fácil reconocerlas de lo que parece. Tienen aspecto amable a primera vista, dirías que son simpáticas y agradables, hasta que poco a poco te vas dando cuenta de cómo es su verdadera personalidad. Manipuladoras, utilizan el victimismo, te hablan de malas maneras e intentan hacerte culpable en todo momento, o lo que es lo mismo, cometen maltrato psicológico.
Cuando tienen pareja estable, la parte contraria sufre un verdadero infierno. Comienza por apartarte de tus amistades, alegando que son malas compañías, que no aportan nada, dice que te conviertes en un tonto estando con ellos y que no eres el mismo, que haces el ridículo en determinados momentos, que son inmaduros y te dejas llevar por su estupidez.
Después llega la familia, dice que no se lleva bien con tu madre, que no entiende por qué pero que tu madre no le habla bien o no la trata de forma correcta, que tu padre la defiende o está de su parte y también está en contra de ella. Tus hermanos o hermanas también. Comienza por advertirte que no irá nunca más a esa casa y deja entrever que tú deberías hacer lo mismo si quieres salvar esa relación. Ya sabéis, el famoso “Tú mismo”.
Con el tiempo consigue su propósito y cuando quieres darte cuenta te ha apartado de la gente más cercana.
El objetivo real es tenerte a su merced para que no puedas acudir a nadie más que a ella, hacerte dependiente, si no lo haces o si acudes a otra persona dirá que no la quieres, que has pensado en una segunda opción antes que ella y que no se esperaba eso de ti.
Te hará sentir culpable en todo momento, dirá que si vas a ver a tu familia la pondrán verde para enfrentarte con ella, que ellos son los malos, te hará creer que son lo peor. Van pasando los meses y tu relación con tu familia se enfría, hasta el punto de que llega a haber un enfado real por parte de tu familia por tu actitud desinteresada. Es entonces cuando de verdad tus padres no te hablan y ella aprovecha para decir: “Lo ves, ya te lo dije, nunca me haces caso”.
La manipulación es su arma preferida, siempre te lleva a su terreno y si algo no sale como ella quiere o si tras una discusión ella no tiene razón, recurre al llanto fácil, dirá que la tratas mal y que no merece ese comportamiento por tu parte. Su objetivo es quedar por encima a toda costa y una vez más haciéndote sentir culpable, como si fueras el malo de la película.
Si necesitas hablar para contar tus problemas en el trabajo o en el ámbito diario, siempre te acusará de ser un quejica, incluso podrá llamarte llorón, pero todo esto tiene un objetivo. No le importa lo que a ti te ocurra, eso le aburre, solo quiere hablar de ella, que todo gire en torno a ella y nada más, entonces sí que te pedirá explicaciones si no la escuchas.
Cuando estéis viendo la tele y aparezca una mujer voluptuosa, hará algún comentario del tipo: “Vaya putón, siempre lo mismo. Carnaza, qué machistas son en esta cadena, solo está ahí por sus tetas”. Si encima ve en tu expresión que estas disfrutando, va a cambiar de canal, ella tiene la sartén por el mango y tú puedes decir nada, por tu bien.
Usará el sexo para tenerte controlado. Solo tendréis sexo cuando ella quiera y te lo merezcas. En el caso de que te pille un día en el ordenador mirando porno o una foto de una mujer exuberante o incluso masturbándote con ello, rápidamente dirá que eres un salido, que es una falta de respeto y que eres soez, machista. Por supuesto indagará, no vaya a ser que sea alguien que conoces, tiene que asegurarse de que no sea así, se pondrá celosa, te insultará y finalmente llorará diciendo que la has decepcionado. Una vez más te hará sentir culpable.
Te tocará pedir perdón o recompensarla y estarás una semana detrás de ella, pero no te lo pondrá fácil, querrá humillarte hasta que pierdas la dignidad y aun así siempre habrá un giro de tuerca. Finalmente te dirá que no la valoras y que es triste que tengas que recurrir a algo así y, que si la quieres eso se acabó, que la haces sentir mal.
Facebook: Por supuesto, controlan todas tus amistades y si no le gusta alguien te hace borrarlo/a, da igual que sea una amiga de la infancia o incluso una compañera de trabajo, no debes tenerlas agregadas porque lo dice ella. En el momento que ve a alguna chica que no le cuadra, empieza la batería de preguntas: “¿Quién es? ¿Dónde la conociste? ¿Por qué la tienes agregada?” En la mayoría de los casos la cosa termina con un: “¡Bórrala!” y seguido de un: “¡Dame tu contraseña ahora mismo!”
Whatsapp o lista de contactos en el móvil: A pesar de ser delito, aprovechan la mínima para cogerte el teléfono cuando te vas a dar un baño y lo dejas en el salón por despiste, mira todos tus mensajes, se asegura de no ver nada “anormal”, según ella claro, y como te pille una conversación en la que termines con un: “Un abrazo guapa” o “un beso”, etc, ya te puedes preparar. Te va a decir lindezas de todo tipo, entre ellas, que a ella no la tratas así, que te estas riendo de ella, que eres un desconsiderado. Por supuesto, utilizará de nuevo el llanto y dirá que está muy enfadada contigo y que estás estropeando la relación.
Otra semana más detrás de ella y el mismo proceso: Humillarte y doblegarte hasta que ella crea oportuno “perdonarte” por algo que no tiene sentido.
En los dos últimos casos ellas sí suelen tener “amigos” agregados a redes sociales, por eso son tan desconfiadas, tontean de vez en cuando, pero tú no puedes hacerlo porque le estarías faltando al respeto.
En el peor de los casos, borrará esos contactos sin tu permiso y los bloqueará para que no puedan enviarte más mensajes y con la esperanza de que no vuelvas a hablar con esa chica, todo por sus celos incontrolados y sin fundamento. También suelen escribir directamente a esa persona o la llaman, dejando claro que son la novia o mujer de ese hombre y que como vuelva a molestar una vez más se va a enterar, se aseguran de insultar y amenazar a conciencia para que no vuelva a haber respuesta.
Por otra parte, tienen carencias en su cuerpo o complejos, no se cuidan mucho, pero tú debes ir al gimnasio, no debes descuidar tu línea. Además, se permiten el lujo de criticar a los demás por su físico y ella siempre está bien, el problema lo tiene el resto por los cánones estúpidos de belleza.
Las que se cuidan y hacen deporte siempre van a estar comparando tu cuerpo con el de algún cachas famoso o algún otro hombre de buen porte. En resumidas cuentas, te está advirtiendo de que si bajas el listón, se irá con otro porque te has vuelto un descuidado. Siempre habrá un chascarrillo por su parte del tipo: “Tú sabrás. Tú mismo. Haz lo que quieras”. Estas últimas frases se aplican en el día a día y llegamos a verlo como algo normal, pero no, es un juego de la maltratadora que lo utiliza como amenazas.
Tampoco se puede pasar por alto que tonteen con todos los hombres que puedan, tanto si estás delante como si no. Tú te callas y tragas, y si le pones en duda una sola vez dirá que eres un paranoico, que eres un celoso y que estás mal de la cabeza, por muy evidente que sea la cosa. Si es esto último, te dirá que si tienes dudas es porque no la quieres y no confías en ella y que para estar así mejor dejar la relación, siempre amenazará con eso.
Cuando hay noticias relacionadas con asesinatos de mujeres hacia hombres, el comentario más normal es: “Algo habrá hecho él. Seguro que la culpa es de él”. No se molestan en esperar una investigación por parte de la policía, juzgan y sentencian en cuestión de segundos y lo peor es que los medios de comunicación no ayudan mucho a cambiar sus palabras, ya que siempre dejan la sombra de la duda hasta el último momento. Eso sí, si finalmente el hombre es inocente, no escucharás jamás unas palabras de disculpa, o un “estaba equivocada”.
Además, nunca hablan del problema en plural sino solo enfocado a cuando es “violencia de género”. Solo cuando la víctima es una mujer, entonces sí: “¡Asesino! ¡Le tenían que cortar los huevos! Pégate un tiro tú, pero a ella déjala tranquila, ¡cabrón!” En esto estamos de acuerdo todos, solo que ella pone todo su ímpetu en una dirección y no en las dos.
Si aparece una noticia en la que una mujer ha matado a sus hijos y después se ha suicidado, ellas dicen cosas del calibre: “Pobre mujer, a saber lo que había detrás para hacer algo así. Seguro que ha sido por culpa del marido. Que Dios los guarde. Mucho ánimo a la familia. Pobre gente”.
Van pasando los años y llega un punto en el que te trata y te llama directamente idiota u otro tipo de insultos, pero en el momento que le plantas cara y le dices: “A mí no me hables así”, vas a tener un problema. Ella va a manipular la situación, son especialistas en salir airosas y te dirá que no te insulta de forma ofensiva, que te lo tomas todo a la tremenda, simplemente lo hace para que te des cuenta del error o errores que cometes, o puede justificarse diciendo que es porque la pones de los nervios.
Cuando llega su etapa de monotonía en la pareja, te tiene completamente dominado y ya no le llena maltratarte con tanta insistencia, es entonces cuando busca una nueva víctima, procura tener una aventura con una persona que se deje manipular, de momento te mantiene ahí por lo que pueda pasar, sigue con sus escarceos y si por un casual lo descubres, sale la peor persona que podías imaginar.
Te acusa de haberle espiado, de mirarle el móvil, de seguirla a todas partes, te insulta, se hace la enfadada, la víctima y cuando por fin sueltas todo lo que tienes que decir, llora, seguido de un: “Ahora no quiero hablar de esto, necesito pensar. Es que ya te lo dije hace tiempo, no pones de tu parte y esto está estancado. Últimamente no estábamos bien. No me has tratado con cariño. Has tenido la culpa tú”.
Si decides dejar la relación y además hay hijos de por medio, su primera medida va a ser denunciarte para que te vayas de casa, no será ella quien tenga que agachar la cabeza y salir por la puerta de atrás. No, te hará la vida imposible a ti hasta que no puedas más. Por supuesto, no te dejará ver a tus hijos en mucho tiempo y habrá una denuncia detrás de otra, todas falsas y para perjudicarte.
Es entonces cuando recurres a tu familia, porque ves venir el desenlace y al llamarles ya no es lo mismo de antes, te ven como a un interesado, como a un hijo que se ha dejado llevar por esa mujer y los ha apartado de sus vidas. Con tus amistades ocurre exactamente lo mismo y cuando te das cuenta de que esa persona ha destrozado tu vida desde los cimientos, solo quieres morirte.
Seguidamente llegan unos ataques de ansiedad que hacen desmoronarse a la persona más fuerte psicológicamente, ya no eres nadie y te han robado hasta el alma.
En definitiva, cuando veáis este tipo de comportamientos en una mujer, dejad a esa persona inmediatamente. No permitáis jamás que nadie os diga qué podéis hacer y qué no, y ni mucho menos permitir que esa persona te haga elegir entre ella o tus allegados. No permitáis esos comentarios malintencionados, no a los chascarrillos, tampoco permitáis los insultos o los desprecios, no permitáis que os insulten o menosprecien por masturbaros y menos que os controlen el teléfono o redes sociales. Una persona así no te merece por mucho que la quieras.
No al maltrato, independientemente de cuál sea su sexo.”


Fin del relato.